Archivo de la categoría: ¿Sabias que…?

Los Símbolos del día de los enamorados

 

Todos nos hemos preguntado alguna vez de dónde proviene todo ese protocolo lleno de símbolos que acompaña a este día. Os lo explicamos brevemente.

CUPIDO: Cupido,es una figura de la mitología romana,era  hijo y compañero de Venus, diosa del amor. Es  el equivalente romano del dios griego Eros, dios del amor y joven hijo de Afrodita, diosa del amor y la belleza. También conocido con el nombre Amor, suele adoptar la forma de un niño desnudo y alado con un arco y flechas.Se cree que lanza flechas mágicas de deseo, impregnadas en una poción de amor, al pecho tanto de hombres como de dioses, hiriéndoles y haciendo que se enamoren perdidamente. Encarna al amor en todas sus manifestaciones, incluidas la pasión física en su vertiente más tormentosa, el amor tierno y romántico, el amor galante y el platónico. Es el símbolo más representativo del día de los enamorados.

heart-700141_1920

EL CORAZÓN: El amor, la felicidad, la cólera y el miedo son sentimientos.Durante mucho tiempo se creyó que los sentimientos residían en el corazón. En la tradición poética, el corazón se convirtió en la metáfora del centro emocional del cuerpo. Más adelante, se asoció el corazón únicamente al sentimiento amoroso. Hoy día, el corazón sigue simbolizando el amor, y por esta razón, es también el símbolo del día de San Valentín. El corazón siempre se representa de color rojo, puesto que de él fluye la sangre humana, tibia y cargada de sentimientos.

roses-3141486_1920

LAS ROSAS: Los hombres con cierta sensibilidad utilizan rosas para convertir el día de San Valentín en una jornada inolvidable e importante.Ya sea acompañando el regalo, la cena o por sí solas.

La tradición occidental concede especial significado al número de rosas que se ofrecen el día de S.Valentín. Las parejas que llevan juntas tres semanas, cinco años, o casadas diez, seleccionana tres, cinco o diez rosas respectivamente, para celebrar la ocasión.

Pero no sólo las rosas son la flor asociada al día de San Valentín, muchas son las flores que regaladas este día,  sirven para expresar amor y que acompañando a una tarjeta dan significado a la misma. La leyenda cuenta que San Valentín solía entregar flores en su jardín a los enamorados para garantizar la duración de sus relaciones y por eso las flores tienen un papel importante en este día.

Es la rosa un antiguo símbolo que se aplicaba a las diosas. La mitología antigua, tanto la griega como la romana, ilustra el orígen de la rosa, que desde siempre ha sido la reina de las flores de la siguiente manera: Flora, la diosa de todas las flores, paseaba un día por el bosque cuando se encontró con una mujer de belleza sin igual,pero que parecía triste y desamparada. Así que Flora decidió transformarla en una flor especial y única. Para ello, Flora pidió ayuda a todos los dioses del Olimpo . Le pidió a su marido,  Céfiro, el viento de poniente, que alejara las nubes de lluvia que oscurecían el cielo.Le solicitó a Apolo, el sol, que enviara a la tierra rayos cálidos que arroparan al delicado ser. También le rogó a Afrodita, diosa del amor y de la belleza, que concediera belleza, alegría y encanto a la exquisita criatura. Y por último, como broche de oro, convenció a Dionisos, dios del vino,para que ensalzara su belleza con fragancia y néctar. Luego Flora recogió gotas de rocío frescas para que cobrara vida. A Flora la conmovió tanto su obra que invitó a todas las diosas y dioses del Olimpo a que la admiraran. Todos declararon que era la indiscutible reina de las flores. Orgullosa de su creación, Flora solicitó los servicios de Aurora (diosa del amanecer) y de Iris (diosa del arco iris y mensajera de los dioses) para que dieran a conocer la existencia de la nueva flor en todo el mundo. Para cumplir con su cometido, Aurora utilizó un hechizo.Pintó el cielo de la mañana y tiñó los bosques y ríos en que habitaban las divinidades menores- las ninfas o hermosas muchachas- de tono rosa. Por su parte, Iris tomó prestada sólo una pizca del color de los pétalos de la nueva flor para dar brillo a sus arcos. La propia Afrodita, prendada de su belleza, se encargó en convertirla en la rosa del amor. Flora también la enseñó a Eros, dios griego del amor, con el deseo de que se convirtiera en la flor de los enamorados y en el símbolo del amor.

En Oriente todavía se llama a la rosa Flor de la diosa. En Occidente, la rosa blanca era el símbolo de la virginidad y la roja , de la plena madurez sexual. Shakespeare inmortalizó la rosa roja como símbolo del amor y la convirtió en una rosa especial del día de San Valentín. El cristianismo adoptó el símbolo y llamó a la Virgen María “Rosa del Cielo””Rosa Mística” o “Reina de las rosas”.Incluso los pétalos de la rosa tienen un significado propio: son símbolo de la esperanza.

Hay rosas de muy diversos colores,y cada uno encierra un significado diferente: El Rojo: es el color que representa los sentimientos profundos. Las rosas rojas son las más apreciadas , porque son una clara declaración de amor. El Rosa: indican a quien las recibe que es delicada y grácil, mientras que entregar una rosa de color Rosa Intenso equivale a decir “gracias”. El Blanco: suele ser símbolo de pureza e inocencia, pero también puede significar “soy digno de tí””eres divina” o también puede denotar secreto y silencio. El Naranja: denota entusiasmo o deseo y  El Amarillo: alegría y felicidad.

LAS AVES: 

dove-3140179_1920

Las aves son animales asociados universalmente con el alma. Son mensajeras de los dioses, portadoras de las almas,…El psiquiatra Carl G.Jung, dijo que las aves representan el espíritu interior de la persona y que se asociaban a los ángeles, la imaginación desbordada y lo sobrenatural.

El día de San Valentín también se sirve del simbolismo de las aves. Las dos más conocidas por sus extraordinarias muestras de lealtad y amor son los periquitos y las palomas.

Los periquitos son una especie de loro de vivos colores originaria de Africa. La mayoría tienen el pico rojo. Se les llama también tortolitos del amor, porque suelen estar siempre en parejas, uno al lado del otro.Se dice que las palomas eran las aves preferidas de Venus. Conservan la misma pareja durante toda su vida y tanto los machos como las hembras cuidan de sus crías. Se les atribuyen poderes mágicos y de predicción del futuro.Son mensajeras del amor.Una paloma blanca es señal de buena suerte, y soñar con una paloma es una promesa de felicidad.

LAZOS Y ENCAJES:

Los Lazos: se asocian a esta festividad dado que en la Edad Media las damas acostumbraban a entregar lazos a sus caballeros o paladines predilectos antes de que partieran a la guerra o compitieran en torneo.

Los Encajes: es el Encaje un tejido delicado, resultado de entrelazar hilos muy finos. Este género se asocia al enamoramiento probablemente por su uso tan extendido en siglo XVI y especialmente durante el periodo victoriano. La palabra inglesa “lace”(encaje) procede del latín “laqueare” que significa atrapar. El encaje atrapaba el corazón de la persona amada. Las mujeres llevaban pañuelos de encaje. Si querían llamar la atención de un hombre de su predilección, utilizaban la estratagema de dejar caer el pañuelo con disimulo cuando la persona anhelada pasaba a su lado.Como es natural los hombres aprovechaban inmediatamente la oportunidad para restablecer contacto con las mujeres.Recogían el pañuelo del suelo y se apresuraban a devolvérselo a la preciosa propietaria.Intercambiaban entonces amables comentarios y, muy amenudo, el momento marcaba el inicio de un romance.

1895-detalles-bodas-diy-4-jpg

Por esta razón, con el paso del tiempo el encaje empezó a relacionarse con el romance.Y como ocurre con casi todo lo que se comercializa, el encaje acabó por hacerse un hueco en los objetos que simbolizan el amor.Es bastante habitual que las cajas de bombones y las tarjetas que se regalan el día de San Valentín están decoradas con encaje de papel.

GUANTES

gloves-1268930_1920

Hace años, cuando un hombre pedía en matrimonio a su amada, “pedía su mano”. La mano se convirtió así en un símbolo  del matrimonio y del amor, y con el tiempo los guantes también se convirtieron en una señal de amor.

ANILLOS

hands-3132442_1920

En muchos países, hombres y mujeres intercambian anillos de compromiso o al casarse. Hace doscientos o trescientos años, el día de San Valentín era un día habitual en que entregar un anillo de compromiso. A menudo se trataba de una sortija con una piedra preciosa. Hoy día los diamantes son los más utilizados en los anillos de compromiso.

TARJETAS

sanvalentin

Los diccionarios de lengua inglesa definen la palabra “valentine”, valentín, también como mensaje en verso de tono sentimental, humorístico o romántico escrito en tarjetas de vivos colores que se entrega a la persona amada, los amigos o incluso la familia el día de San Valentín, es decir el 14 de Febrero. También se designa con este término a la persona amada.Con toda probabilidad, se puede afirmar que la tarjeta de San Valentín es la primera de las tarjetas de felicitación.

maletas1

A medida que se fue extendiendo el cristianismo, Valentín pasó a ser el santo patrón y consejero espiritual de los enamorados.Se extendió rápidamente la costumbre de que los hombres enviaran a las mujeres a las que amaban o a las que querían hacer la corte, mensajes de afecto el día 14 de Febrero.Los versos y los mensajes de San Valentín eran ya muy habituales en la Edad Media, en que los enamorados recitaban o cantaban sus mensajes de amor.Con el paso del tiempo los mensajes cobraron la forma de tarjetas hechas a mano con cartulinas de colores, acuarelas y pinturas.Desde entonces y hasta la actualidad se han hecho y mandado tarjetas de San Valentín de todo tipo.La tarjeta de San Valentín más cara de la historia es obra del armador multimillonario griego Aristóteles Onasis. La envió a la cantante de ópera María Callas. Era de oro macizo con incrustaciones de diamantes y esmeraldas, envuelta en piel de visón.

BOMBONES

chocolates-3141165_1920

Está científicamente probado que el chocolate, al igual que el café y el té, tiene una curiosa capacidad de influir en la química cerebral.Por esta razón, los bombones son un regalo habitual entre enamorados el día de San Valentín.

El chocolate se consideraba un afrodisiaco y elixir de la juventud.Algunos biólogos lo consideran el sustitutivo del sexo , pues como contiene fenil-etalamina, estimulante que guarda estrecha relación con la adrenalina y la dopamina que segrega naturalmente el organismo.Además el chocolate aumenta la tensión arterial, acelera el ritmo cardíaco y eleva los niveles de glucosa de la sangre, produciendo un efecto de extasís parecido al alcanzado durante el orgasmo sexual. Algunas investigaciones realizadas en la universidad de Harvard y publicadas en el British Medical Journal afirman que, por malo que parezca el consumo de chocolate y bombones, quienes sucumben ante esas “dulces tentaciones” viven más que quienes se abstienen de ellas. Es posible que esta mayor longevidad se deba a los antioxidantes que contiene el chocolate.

SAN VALENTIN: DIA DE LOS ENAMORADOS

Seguramente alguna vez te has preguntado¿ de dónde, cómo y cuándo surgió la tradición del día de San Valentín ?.¿Fué Valentín un gran amante?¿Fué un amante santo?¿Por qué se celebra esta fiesta el 14 de Febrero? ¿Por qué se llenan las tiendas de corazones rojos, tarjetas o tarjetones que acompañan los regalos,y se regalan rosas rojas? De esto te escribiremos en nuestras próximas entradas del blog.

1438-01_decoracion-de-boda-con-rosa-y-dorado-jpg

El nombre de Valentín procede de la palabra latina Valentinus, un nombre propio derivado de la palabra valens, que significa fuerte.Literalmente, significa “fuerte, poderoso, imponente”. Valentinus era un nombre romano habitual que muchos padres ponían a sus hijos en honor al famoso primer Valentín de la antigüedad.

En el elenco de santos del Vaticano figuran diecisiete San Valentines y la Iglesia Católica no reconoce a ninguno de ellos como el patrono oficial de los enamorados.

1566-01_campanas-de-cristal-iw-iw-jpg

La Enciclopedia Espasa afirma que Valentín es el nombre de un “sacerdote italiano que sufrió el martirio en Roma  en el año 306, y cuyas reliquias se veneran en Terni. Así se explica el culto especial existente en Roma (La Porta del Popolo se llamaba antes Puerta de San Valentín) y la ardiente devoción a San Valentín existente en Terni. Todos los habitantes de Terni creen que el santo patrón de su ciudad podría haber sido el mismo San Valentín al que debemos el Día de los Enamorados, de hecho sobre su sepulcro están escritas con letras de oro las palabras “santo patrón del amor”.

En cuanto a los orígenes del día de San Valentín, son un tanto confusos y se dispone de muy poca documentación al respecto. La Enciclopedia Británica recoge de forma  concisa que “el día de San Valentín como fiesta de los enamorados, parece estar relacionada con el festival romano de la fertilidad: las lupercales ( 15 de Febrero ) o con la época de apareamiento de los pájaros.

Ya en el siglo IV a.C., los romanos celebraban el día 14 de febrero en honor de Juno, reina de los dioses romanos, también venerada como diosa de las mujeres y el matrimonio. Al día siguiente comenzaban las lupercales.

En la antigua Roma, las lupercales se celebraban en los idus de febrero de los dioses Luperco y Fauno, y también de los hermanos gemelos Rómulo y Remo, los legendarios fundadores de Roma.Con el paso de los siglos, el cristianismo fué asentándose firmemente en Roma. El mártir Valentín fué canonizado y reconocido oficialmente por la Iglesia y se estableció el 14 de Febrero, día de su martirio,como día en su honor. Las lupercales, que empezaban a mediados de febrero eran una fiesta muy conocida y popular.Para sustituír los elementos paganos por otros cristianos, los sacerdotes buscaron un santo de los “enamorados”con el que reemplazar a Luperco, y Valentín era el candidato perfecto.

De cualquier manera, el origen de la relación existente entre San Valentín y los enamorados sigue siendo objeto de conjeturas y especulaciones.

1465-estilo-shabby-chic7-jpg[1]

La costumbre actual de elegir pareja en este día, si no se tiene, se basa con toda probabilidad en la creencia popular extendida en Inglaterra y Francia durante la Edad Media de que el 14 de Febrero, a mediados del segundo mes del año, empieza el apareamiento de los pájaros.

PLANTAS DESCONTAMINANTES

Las plantas no sólo decoran, también sirven para purificar el aire y eliminar tóxicos. Aquí te presentamos algunas concretas para elementos muy contaminantes que nos rodean en nuestra vida cotidiana.

Para contrarestar  el tricloroetileno, presente en detergentes, productos de limpieza, pegamentos, barnices y tintes son especialmente eficaces el crisantemo y la hiedra.

El monóxido de carbono, que surge de las emanaciones de calderas, coches y humos de tabaco, lo puedes mitigar con drácenas, potos,cintas, filodendros y begonias.

Las sansevieras, singonios, ficus, azaleas, arecas, potos, palmeras enanas y potos son excelentes contra el xileno y el tolueno que se encuentran en moquetas, alfombras y pinturas.

Contra el benceno, presente en plásticos y numerosos objetos de decoración, hazte con drácenas, espatifilios, diefenbachia, gerberas, chefleras, kalanchoes, pelargonium y tradescantias.

Si quieres saber más sobre este tema, te recomendamos “Plantas para un hogar sano” de Jordi Cebrián (Edit. Integral)

BAMBÚ DE LA SUERTE

Seguro que has oído muchos relatos acerca de las propiedades del bambú.

El bambú de la suerte es una planta que, además de decorar el hogar y  de transmitir felicidad, puede describir el carácter de una persona. Pues tener espíritu de bambú, significa saber adaptarnos a las situaciones con que nos encontramos, sabiendo curvarnos, para más tarde salir indemnes y victoriosos de las situaciones difíciles.

El bambú, símbolo de humildad, modestia y longevidad, es un emblema de paz y serenidad, de elegancia, de constancia y de obstinación. En Japón tiene asociaciones poéticas. El bambú, el pino y el ciruelo son los tres Amigos del Invierno, una traída de buenos presagios. El tallo recto del bambú simboliza la determinación de la meditación, mientras que su hueco interior sugiere la apertura del espíritu.

Se dice que el bambú de la suerte proporciona éxito en los negocios, armonía y tranquilidad personal, una vida larga y saludable, vigor a la vida amorosa, y según el FengShui, imbuye de energía positiva el ambiente de la estancia donde se coloca. Lo creas o no lo creas, el bambú te puede mejorar la vida ¡DISFRÚTALA!

EL LENGUAJE DE LOS COLORES

Los colores no sólo nos permiten verlos, admirarlos u odiarlos, también nos hablan y, cada uno de ellos, tiene algo diferente que decir. Goethe fue uno de los que más estudió este tema y nos habla del llamado “color psicológico”, que son las distintas sensaciones que nos produce cada color y que van desde la calma hasta lo violencia pasando por el recogimiento, la alegría,…

Cada dimensión del color está relacionada con una reacción diferente. Por ejemplo, cuanto más espacio ocupa un color, mayor es la sensación de movimiento del objeto, cuanto más brillante mayor la impresión de cercanía. Las tonalidades de la parte alta del espectro (rojos, anaranjados, amarillos) suelen ser percibidas como más enérgicas y extrovertidas, mientras que las de las partes bajas (verdes, azules, púrpuras) suelen parecer más tranquilas e introvertidas.

El blanco, al igual que el negro, se hallan en los extremos de la gama de los grises. Por un lado tienen un valor neutro de ausencia de color y, por otro, son capaces de potenciar los colores vecinos. El blanco expresa paz, sol, felicidad, actividad, pureza e inocencia y crea una impresión luminosa de vacío positivo y de infinito. En cambio el negro es el símbolo del silencio, del misterio y, en ocasiones, se puede relacionar con lo impuro y lo maligno; pero también confiere nobleza y elegancia, sobre todo cuando es brillante.

El gris es el centro de todo, pero es un centro neutro y pasivo, que simboliza la indecisión y la ausencia de energía, expresa duda y melancolía.

El amarillo es el color más luminoso, más cálido, ardiente y expansivo, es el color del sol, de la luz y del oro y, como tal, es violento, intenso y agudo. Suelen interpretarse como animados, joviales, excitantes, afectivos e impulsivos. Está también relacionado con la naturaleza.

El naranja, más que el rojo, posee una fuerza activa, radiante y expansiva. Tiene un carácter acogedor, cálido, estimulante y una cualidad dinámica muy positiva y energética.

El rojo significa la vitalidad, es el color de la sangre, de la pasión, de la fuerza bruta y del fuego. Es el símbolo de la pasión ardiente y desbordada, de la sexualidad y el erotismo. Asimismo se puede relacionar con la guerra, la pasión, el amor, el peligro, la fuerza o la energía.

El azul es el símbolo de la profundidad. Inmaterial y frío, suscita una predisposición favorable. La sensación de placidez que provoca el azul es distinta de la calma o el reposo terrestre, propio del verde. Es un color reservado y entra dentro de los colores fríos. Expresa armonía, amistad, fidelidad, serenidad y sosiego. Además posee la virtud de crear la ilusión óptica de retroceso. Este color se asocia con el mar, el cielo y el aire. El azul claro puede sugerir optimismo y cuanto más se oscurece más atrae hacia el infinito.

El violeta, mezcla de rojo y azul es el color de la templanza, la lucidez y la reflexión. Es místico, melancólico y podría representar también la introversión. Cuando el violeta deriva en lila o morado, se aplana y pierde su potencial de concentración positiva. Cuando tiende al  púrpura proyecta una sensación de majestad.

El verde es el color más tranquilo y sedante. Evoca la vegetación, el frescor y la naturaleza. Es el color de la forma indiferente: no transmite alegría, tristeza o pasión. Cuando algo reverdece suscita la esperanza de una vida renovada. El verde que tiende al amarillo cobra fuerza activa y soleada; si en él predomina el azul resulta más sobrio y sofisticado.

Por último, el marrón es un color masculino, severo, confortable. Es evocador del ambiente otoñal y da la impresión de gravedad y equilibrio. Es el color más realista, tal vez por ser el color de la tierra que pisamos.

INVITADOS

La Navidad es uno de los momentos del año más propicios para que tengamos invitados. Es normal que las familias coman o cenen juntas y que te reencuentres con amigos que no ves en otras ocasiones. Estar con los que quieres siempre es una alegría, pero, sobre todo si eres la anfitriona, también puede ser una complicación. Para que disfrutes de esos momentos en lugar de padecerlos, ahí van unos consejillos:

– Ten siempre presente que te enfrentas a un momento lúdico y no a un examen. Que tu afán porque todo salga bien no  ensombrezca la esencia del momento, que es pasar un buen rato en buena compañía.

– El éxito está en una cuidada planificación hecha con tiempo suficiente

– Diseña el menú que vas a preparar y haz una lista con todo lo que vas a necesitar. No anotes sólo los alimentos de los platos, también los aderezos, las guarniciones y las bebidas.

– Piensa en qué vas a servir cada plato, los cubiertos que vas a necesitar, el mantel, las servilletas, dónde vas a colocar el pan,  si hay sitios suficientes para todos o tienes que poner una mesa supletoria,…Intenta pensar en todos los detalles.

– Conviene que no seas demasiado ambiciosa en los menús, no eres el chef de un gran restaurante y, sobre todo, no experimentes. Busca platos que puedas hacer con antelación y congelar. Así dejarás para el último momento las cosas más sencillas (ensaladas, guarniciones)

– Pon color y fantasia en tu mesa. Piensa que también comemos con la vista. Esmerarnos en la presentación es siempre un éxito asegurado. Haz algún adorno con flores naturales. Un centro sería perfecto pero si no te cabe o se sale de tu presupuesto, unos vasitos con unas simples margaritas pueden ser un detalle precioso. También le dará un toque muy especial a tus platos adornarlos con elementos vegetales: unos pétalos de rosa sobre una tarta, unas hojas de magnolio a un lado en la fuente de la carne o de laurel real alrededor de un puding.

– Déjate ayudar por tu familia. Que los niños se acostumbren desde pequeños a colaborar. Lo que en los primeros años empieza como un juego, te vendrá muy bien en el futuro.

– Procura que cuando lleguen tus invitados esté todo preparado, incluida tú. Arréglate igual que si fueras a comer a otra casa. Eso hará que te sientas a la misma altura que tus invitados y no como la sirvienta de los demás. Te dará tranquilidad y hará que puedas disfrutar más del momento.