PREPARA LA PRIMAVERA

Después de un, siempre largo invierno, estamos deseando ver unos rayos de sol y, ponernos manos a la obra en nuestra, un poco olvidada, terraza o jardín. Y, cada año, nos asaltan las mismas dudas ¿qué planto que se me de bien, que me dure, que no me de mucho trabajo,…?

En primer lugar, para una terraza fácil de cuidar, te recomendamos los arbustos de flor. Estarán guapos durante todo el año, incluso en los meses en que pierdan la flor. Recuerda que los arbustos necesitan estar plantados en más tierra que una planta de temporada, pues sus raices son mucho más grandes. Debes tener en cuenta su crecimiento y, si vas a hacer una plantación escalonada, es decir, unas plantas delante de otras, piensa en poner los ejemplares más altos atrás. También es muy importante pensar en las necesidades de agua, luz y temperatura de cada planta y escoger la que mejor se adapte a cada clima. Nosotros te aconsejamos el rododendro, el hibisco, la hortensia y la adelfa. Si los quieres alternar con otros sin flor necesitan pocos cuidados los viburnos, los pieris y los bog.

Si quieres, además, tener una terraza llena de flor, las plantas de temporada son la opción perfecta porque son baratas y no requieren casi ningún cuidado más que el acordarte de regarlas. Las mejores son los geranios, en todas sus variedades; las fucsias, las petunias y surfinias, las campanillas, los claveles chinos y las begonias.

Nuestro consejo es que hagas una planificación de lo que quieres plantar y que tengas muy en cuenta el color, porque es el que va a dar el toque de efecto. Puedes hacerlo monocromático si quieres que el efecto sea sobrio y elegante; en una gama de colores, por ejemplo los rosas van desde el blanco al morado y el resultado será un jardín romántico; o, en contraste, mezclando muchos colores variados. Este último dará una sensación de jardín silvestre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *