LA GARDENIA

Planta de hojas brillantes verde oscuro y flores blancas o crema con un delicioso perfume que recuerda al de las rosas.En general , florece en verano, pero también puede hacerlo en invierno si se le proporciona luz y calor.

Es la gardenia una planta delicada y es fundamental que cuente con una luz intensa aunque protegida de la luz del sol.Exige también una temperatura y riego precisos.

gardenia1

En cuanto a temperatura, precisa una temperatura nocturna constante de entre 15º y 18ºc durante el día.

En cuanto al riego, el substrato se debe mantener siempre húmeda aunque no encharcada y sin permitir que la planta se seque a la altura de las raíces.Se debe regar por encima o por la base, pero siempre con agua blanda a temperatura ambiente, pues un golpe térmico causará la caída de los capullos florales.

También agradece un alto grado de humedad, por lo que una bandeja con grava húmeda es una buena ubicación.Además, en verano, agradecerá que se vaporicen sus hojas cada cierto tiempo, evitando mojar las flores, que se manchan y marchitan.

gardenia2

Debe fertilizarse de primavera a otoño cada dos semanas con la mitad de la dosis recomendada.

Conviene trasplantarla en primavera si las raíces invaden el tiesto.

gardenia3

La gardenia es sensible a la contaminación del aire, y a las corrientes que le pueden hacer perder los capullos florales.Una modificación brusca del entorno de crecimiento se traducirá en la caída de las yemas y ennegrecimiento de los brotes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *