DIA DE LA MADRE.

El primer domingo de mayo se celebra el Día de la Madre, todo un homenaje a la figura materna.

La costumbre de celebrar este día se remonta a la antigüedad, cuando se rendía homenaje a la figura materna como símbolo de vida y fertilidad. En Grecia era el culto a la diosa Rea, madre de Zeus, Poseidón y Hades y en la Antigua Roma a Cibeles, diosa de la madre tierra y símbolo de fertilidad.Más tarde, con el Cristianismo, esta costumbre pasó a ser un homenaje a la Virgen María en el día de la Inmaculada Concepción que todavía hoy celebramos el 8 de diciembre y que sigue siendo el Día de la Madre en algunos países como Panamá.

De esta forma, la costumbre llegaría hasta el siglo XIX, cuando Julia Ward Howe, escritora y autora del himno de la República de Estados Unidos, quiso dedicar un día para las madres por la paz y en 1872 empezó a organizar encuentros para celebrar el día de las madres en Boston. No obstante, sería Anna Jarvis la que llevaría a cabo una campaña para que este día se convirtiera en una fiesta oficial. En 1910 empezaría a celebrarse en casi todo el país y en 1914 el presidente Wilson convirtió el día en celebración oficial. En la actualidad, el Día de la Madre se celebra en más de 70 países.

El Día de la Madre es el momento perfecto para regalar flores, convirtiéndolas en las protagonistas de este día tan especial. Cada una de ellas tiene un significado y un mensaje que transmitir, por eso son un clásico cargado de afecto con el que aseguramos una sonrisa en este día tan bonito y especial…. y, si tenemos en cuenta su simbología, hay una serie de flores que, por su significado, son perfectas para regalar el Día de la Madre:

Las rosas siempre se han relacionado con la maternidad y el instinto maternal. Por este motivo siempre ha sido una de las opciones más populares para esta ocasión. Antiguamente las rosas eran consideradas como una flor sagrada y se asociaban con la diosa Isis, madre ideal. No obstante, es importante tener en cuenta los colores. El rojo representa la gracia, la sofisticación y el amor, mientras que las rosas amarillas simbolizan la amistad y la felicidad, las rosas rosas simbolizan agradecimiento y aprecio y las rosas blancas, pureza e inocencia, amor puro e incondicional.

Las lilas también son una de las mejores opciones para regalar flores el Día de la Madre. Una flor de lo más elegante que representan el amor madre e hijo. Si no quieres regalar rosas, las lilas son siempre una excelente alternativa.

El iris simboliza el afecto y el amor y sus delicados colores la convierten en el regalo perfecto para el Día de la Madre. 

Las orquídeas son también una flor ideal para regalar. En países como China, las orquídeas son símbolo de tener muchos hijos y representan la elegancia y la belleza de la madre.

Los tulipanes se asocian con la renovación y la primavera, pero además representan la gracia y la belleza, por lo que siempre han sido una de las opciones más populares para este día.

Los lirios aunque son más típicos de la temporada de Pascua, también son perfectos para regalar en el Día de la Madre y resultan ideales para acompañar ramos mixtos preparados para esta ocasión.

No obstante, aunque la simbología de las flores es importante no es el único factor que se debe tener en cuenta a la hora de regalar flores para el Día de la Madre. También es importante personalizar el ramo y escoger los colores que a ella le van a gustar más. 

Además, las flores cortadas no son el único obsequio que se puede regalar, ya que también se puede optar por alguna planta con flores como las azaleas, jacintos, kalanchoe…

La idea es elegir un regalo que además de sorprenderla puedan gustarle más por su forma de ser y por sus colores favoritos. Y si aún no lo tienes muy claro, en Rosa Rosam te ayudamos a crear el ramo perfecto para este día tan especial.

FELIZ DIA DE LA MADRE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *