EL COLOR DE UNA BODA

Son muchos los elementos que pueden definir y determinar el resultado final de la decoración floral de una boda y, algunas veces, como hoy, el factor determinante es el color.

Decía Rubén Darío que el azul es el color del ensueño, el color del arte, un color helénico y homérico, color oceánico y firmamental.

Lo único que nos pidió Mónica para las flores de su boda es que fueran en blanco y azul.

Y así lo hicimos. Desde las flores de la iglesia, la alfombra, las flores del ramo, de los prendidos, del coche…todo en blanco y azul. Dos colores con una fuerza visual y emocional enorme y que no dejan a nadie indiferente.

Empezamos por contaros que la iglesia de Laviana fue para nosotras un grato descubrimiento. Una iglesia moderna que conserva una sola fachada del edificio original, situada en un lugar privilegiado, en plena zona rural, rodeada de un intenso verde y casi tocando con los dedos el mar azul y las humeantes chimeneas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sus grandes ventanales la inundan con una luz poco habitual en una iglesia y que le confiere un ambiente muy especial.

 

También son dignas de destacar las pinturas que adornan varias paredes, de una belleza y una intensidad cromática que nos enamoró.

En la entrada colocamos unas cestas de flores que combinamos con faroles de distintos tamaños, un avance de lo que se encontrarían en el interior.

Las flores que utilizamos fueron delphinium, margaritas, gerberas, rosas, cymbidium y verdes variados.

El pasillo lo adornamos con detalles florales en los bancos y faroles en el suelo, que conferían un ambiente muy acogedor.

 

20180407_12075120180407_120835

En el altar decoramos con dos centros a los lados del Sagrario, centros encima y delante de la mesa y cestas de distintos tamaños a los lados del altar para dar mayor sensación de movimiento

20180407_121157

Supervisamos cada detalle para que todo salga según lo habíamos planeado, poniendo toda nuestra ilusión y nuestro empeño para que los novios queden lo más satisfechos posible y tengan un estupendo recuerdo de las flores de su boda

20180407_12070520180407_120651

Y los momentos de espera hasta que llegan los novios los aprovechamos para hacer fotos a las guapísimas invitadas

 

El prendido del novio lo realizamos con las mismas flores del ramo de la novia

20180407_121651

La madrina, también muy elegante, esperando con su hijo a la novia, ultiman detalles con el sacerdote.

Por fín, el momento mas esperado en cualquier boda: la llegada de la novia

Una última mirada atrás de las damas de honor, que llevaban coronitas de paniculata también hechas por nosotros, antes de iniciar el camino hacia el altar.

El ramo de la novia lo realizamos con delphinium, rosa ramificada de jardín, rosa vendela, cymbidium y verdes tropicales

 

Los pétalos y el arroz los colocamos

en la entrada para que cada invitado

se sirviera a la salida….20180407_120344

Y esto llega a su fín…! El coche, también decorado en blanco y azul, espera a los recién casados

 

 

Sólo nos queda dar las gracias, como siempre, a los novios Mónica y Alfredo por confiar en nosotros. Ya formais parte de nuestra historia y eso nos hace muy felices. Y eso, precisamente, felicidad, es lo que os deseamos de todo corazón

 

 

¡¡¡¡HASTA SIEMPRE!!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *