CENTRO DE MESA

Lo primero que haremos será escoger la base. Si vamos a utilizar una base bonita, lo ideal es que el centro no sobresalga demasiado para que no la tape. Si, por el contrario vamos a usar una base sin ningún interés, mejor que hagamos una buena cobertura de verdes alrededor.

Mojamos una esponja. No todas las esponjas son iguales. Para asegurarte su calidad, cómprala en una floristería. Colocamos la esponja lo más apretada que podamos en la base. Si ésta es grande, puede que necesitemos más de una.

A continuación, intentamos visualizar el centro que vamos a hacer y comenzamos a meter verdes y flores alternativamente, hasta obtener el resultado deseado. Siempre le da un toque de originalidad que rematemos el centro con algún elemento que no sea floral. En este caso, como el resultado queremos que sea navideño, le incorporamos una vela y unos adornos dorados.                                                        

MATERIALES:

– tijera de florista o una tijera de podar

– esponjas

– base

– verdes: acebo, abetos variados, ruscus, aspidistra, aralia

– flores: flor de cera, hipérico, bayas rojas, rosas rojas

– artificial: vela roja, adornos dorados y spray de flor dorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *