CÁCTUS PEQUEÑOS: Cuándo efectuar el cambio de maceta

 

Un cactus del desierto en su estado natural expande sus raíces para hacerse con el mínimo rastro de humedad que encuentre en el suelo. Un ejemplar de unos 15 cm puede llegar a extender sus raíces hasta 1 m. y la parte aérea crece de forma proporcional; así que en una pequeña maceta se siente oprimido y puede necesitar un cambio. Estar en una maceta demasiado minúscula es una de las causas probables por la que los cactus muy pequeños no prosperan y acaban perdiéndose.Además las plantas jóvenes, cultivadas a partir de semillas o esquejes, crecen cada año lo suficiente como para ser trasplantadas a un maceta un poco mayor.Es fácil darse cuenta de cuándo las raíces empiezan a estar muy apretadas, pues el crecimiento se ralentiza a pesar de que la planta esté bien cuidada.

Cinco son las claves para realizar el cambio de maceta sin que las raíces de los cactus, que son muy delicadas, sufran:1- Trasplantar cada dos o tres años es más que suficiente para la mayoría de los cactus: Notocactus, Mammillaria, Rebutia, Parodia, Melocactus….2- Hacer el trasplante a principios de verano, que es el mejor momento para hacerlo.3- La nueva maceta sólo debe ser algo mayor que la antigua, no más de 1 cm de diámetro.4- Se debe usar un sustrato especial para cactus, que podemos aligerar mezclándolo con arena y grava.5-Rellenar el fondo  del tiesto con grava para mejorar el drenaje,pues los cactus no toleran el exceso de agua .

Un método práctico para regar bien los cactus es: Riega la planta por abajo,para que el sustrato pueda asentarse sin desbordar por fuera del tiesto.Pon un plato lleno de agua debajo de la maceta y déjalo así durante media hora;es la mejor forma de regarlo sin que la parte aérea del cactus se moje y lo dañe.Después, coloca las plantas en un alféizar soleado, pero sin sol directo de verano.Se puede cubrir la superficie con gravilla fina y necesitará menos riego.

Para manipular los cactus sin dañarnos deberemos tomar unas precauciones mínimas. -Utilizar las pinzas de cocina que se usan para sacar fritos, y especialmente las de repostería.-Poner unos guantes fuertes para no pincharnos.-Fabricar una cinta protectora con papel, que es perfecta para manipular los cactus pequeños y que se hace doblando una hoja de periódico varias veces hasta darle forma de cinta de unos 5 cm de anchura.

El trasplante de un cactus pequeño se puede hacer siguiendo unos pasos sencillos:-Elegir una maceta muy poco mayor que la anterior; con 1 cm más de diámetro es suficiente.-Fabricar una cinta protectora con papel de periódico, enrollarla alrededor del cactus y sujetar con la otra mano la maceta hasta que la tierra se suelte.-Colocar trocitos de maceta rota o una buena capa de grava en el fondo para mejorar el drenaje del tiesto.-Rellenar con tierra la base de la maceta y volver a poner el cactus en la maceta con ayuda del papel protector.-Rellenar la maceta con más sustrato y afianzarlo con los dedos para que el cáctus quede firme y bien sujeto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *