LAS FOTÓGRAFAS DE BODAS TAMBIEN SE CASAN

Recuerdo con claridad la primera vez que Johanna entró en nuestra tienda y también recuerdo que me pareció una persona triste. Luego supe que no era una persona triste,  sólo estaba triste. Había perdido a alguien muy,  muy querido y su ausencia pesaba demasiado y para mitigar, aunque fuera ligeramente, el dolor de su pérdida,  Leer másLAS FOTÓGRAFAS DE BODAS TAMBIEN SE CASAN[…]